Deudas

Banco de Bogotá certificado de deuda

Banco de Bogotá certificado de deuda

El certificado de deuda o de crédito que expide el Banco de Bogotá es un documento que contiene la información del saldo y los intereses que se tienen registrados en todos los créditos que se firmaron con esta entidad financiera al 31 de diciembre del año gravable a declarar.

Este documento se puede descargar en línea o se puede solicitar en la sucursal más cercana.

¿Cómo obtener el certificado?

Este certificado de deuda se puede descargar desde la página del banco, siguiendo estos % pasos: 

  1. Ingresa a la página web del Banco de Bogotá y busca la columna "Productos bancarios", ubicada en la parte derecha de tu pantalla.
  2. Completa tu información personal: tipo de documento de identidad, número de documento, clave de la tarjeta débito y últimos 4 dígitos de la tarjeta.
  3. Da clic en "Ingresa seguro".
  4. Una vez ingreses, sigue la opción "Documentos" y selecciona "Certificados Tributarios".
  5. Elige "Intereses pagados otros créditos" y selecciona el año a consultar para que automáticamente se descargue tu certificado de deuda.

¿Cuánto cuesta un certificado de deuda?

Nada. La legislación vigente ampara que sea un servicio gratuito otorgado por las instituciones crediticias.

¿Para qué sirve el certificado de deuda?

Sirve para acreditar cuál es el estado de tu deuda, en caso de que quieras contratar un nuevo préstamo y debas comprobar que has sido buen pagador. 

Aunque esa información se encuentra en las centrales de riesgo y puede ser consultada previo a otorgar un nuevo crédito, el certificado de deuda te permite conocer cuál es tu situación actual de endeudamiento cuando no has dejado de abonar a tu acreedor. 

La planeación financiera es fundamental para poder incrementar tu patrimonio. Cuando hacemos caso omiso de cuál es nuestra capacidad de endeudamiento, es cuando podemos caer en una situación de impago o incumplimiento con nuestros acreedores. 

¿Cómo salgo de la central de riesgos?

Estar registrado en las centrales de riesgo no es algo negativo. La información de todo aquel que haya gestionado algún producto financiero con una institución bancaria o financiera y la haya pagado puntualmente o no, estará en esos registros con la respectiva calificación positiva o negativa.

Todo aquel que use crédito o incluso tenga una cuenta de ahorros está registrado en esas bases de datos. Si tu comportamiento como deudor ha sido bueno y eres un pagador responsable, estas centrales calificarán de manera positiva para que sigas siendo sujeto de crédito.

Sin embargo, cuando tienes un registro negativo ante estas centrales porque dejaste de pagar el dinero que solicitaste prestado a una institución crediticia, entonces necesitas pagar para poder limpiar tu historia.

Pagar no siempre es sencillo, en especial, cuando perdiste el control de las finanzas y no sabes cómo organizar mejor tus ingresos para no perder la liquidez del día a día y además abonar a tu deuda.

¿Cómo reparo mi deuda?

Las reparadoras de crédito son un modelo de negocio novedoso y disruptivo que conecta la tecnología con nuevas soluciones financieras dentro de un ecosistema bancario en el que no siempre todos tienen cabida. 

Son empresas que han resultado particularmente benéficas para aquellos deudores que no tuvieron un buen manejo de su economía personal y gastaron más de lo que ganaban. 

Los morosos son personas que pueden rehabilitarse financieramente, a través de una buena guía de ahorro, que les permita ser sujetos de crédito nuevamente.

Si necesitas más información sobre cómo operan las reparadoras de crédito o necesitas  asesoría respecto a cómo manejar tus finanzas personales, porque estás en una situación de impago, puedes consultarlas.

Las reparadoras te ofrecerán:

  1. Asesoría y finanzas: Tomando en cuenta tus ingresos, egresos y deudas, determinan cuánto puedes destinar al pago de tus deudas.
  2. Negociación con los acreedores. Buscan los mejores descuentos que pueden ser en algunos casos de hasta el 50%.

Si decides acercarte a una reparadora de crédito, debes verificar que sea una empresa legalmente constituida y no firmar nada que no entiendas. 

Asegúrate de tener un contrato, revisar detenidamente las condiciones, estar de acuerdo con cada una de las cláusulas, así como con las sanciones que aplican por retrasos o por terminar de manera anticipada el contrato.

Estas son solo algunas de las recomendaciones y beneficios que una reparadora de crédito como Resuelve tu Deuda te puede brindar, pues su misión es brindar a sus clientes asesoría legal y financiera, ayudarles a negociar las deudas con las entidades financieras con quienes están atrasados en pagos y buscar el mayor descuento posible en el pago de esas obligaciones sin recurrir a nuevos créditos.

Resuelve tu Deuda tiene cobertura en Colombia, con una sucursal de Bogotá, además de su presencia internacional en México, España, Italia, Portugal. Si necesitas más información llama al (601) 508 7556.

Entender el modelo de negocio de estas empresas es abrirse una ventana para resolver una situación de impago, pues las reparadoras identifican una oportunidad de rehabilitación financiera a través del ahorro que se realice de manera disciplinada. Es un sistema que enseña al deudor a manejar sus finanzas personales y caer nuevamente en el predicamento de la  mora.

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.