Deudas

¿Cómo salir de deudas según la Biblia?

¿Cómo salir de deudas según la Biblia?

Leer los salmos de la Biblia repetidas veces, como si fueran oraciones o mantras, le permiten a nuestro cerebro entrar a un estado de concentración que es saludable para nuestro estado de ánimo y eso siempre nos permitiría pensar con mayor claridad alguna solución para salir de deudas. 

De hecho, las finanzas personales son tan importantes que incluso están mencionadas en libros como La Biblia, así que algunas oraciones o versos de meditación estarán basados en salmos o lecturas bíblicas. 

Existen instituciones financieras y judiciales que permiten regular los acuerdos entre particulares, pero también un poco de ayuda espiritual puede resultar de utilidad para calmar nuestros nervios. 

En caso de practicar la religión católica, puede consultarse las referencias específicas indicadas por El Vaticano en las llamadas Sagradas Escrituras, así como recomendaciones de oraciones y versos vinculados a reflexionar sobre la libertad que tenemos los seres humanos para actuar bien o mal.

Recordemos que la religión y la espiritualidad nos ayudan a regular conductas morales a través de valores sociales y haber contraído una deuda o compromiso crediticio es también un tema de obligaciones y responsabilidades.

¿Cuál es el Santo de la cobranza?

Rezar te permitirá tranquilizarte y tener la serenidad para llamarle a la persona que te debe dinero y pedirle que te pague en un plazo determinado. 

Dado que cumplir con nuestros compromisos es un tema de justicia, podrías echar mano de las oraciones a San Miguel Arcángel que en su iconografía aparece con una espada y una balanza, porque precisamente está vinculado con la justicia divina.

Sin embargo, cuando alguien que te debe dinero y se hace el desentendido para no pagar, entonces quizá también debes de mencionar en tu oración que al moroso le vaya bien económicamente para que pueda saldar su adeudo contigo. 

Aunque también existe la posibilidad de que esa persona que te debe dinero sí tenga recursos, pero decidió no pagarte. Entonces es un tema de mala voluntad que implicaría que recurras a instancias judiciales para hacer tu reclamo ante un juez.

En ambos casos, cuando alguien te debe dinero, entonces tus finanzas personales se ven afectadas. Eso puede provocar que pienses en soluciones precipitadas como contratar un crédito para financiarte, en tanto logras cobrar el dinero que te deben.

Sin embargo, te recomendamos que lo pienses bien y calcules que un crédito debe pagarse con los ingresos fijos y seguros con los que cuentes. 

Antes de endeudarte quizá es mejor que eches mano de tus ahorros y busques nuevas formas de ingreso para evitar el endeudamiento innecesario. 

Existen santos específicos a los cuales las personas les atribuyen su intercesión para salir de deudas o para pedir que se resuelva una situación económica complicada. 

Normalmente son aquellos que también se invocan para resolver problemas complicados como San Judas Tadeo que es conocido como “el abogado de las causas desesperadas”.

Pero recuerda que además de la oración, debes tomar acción. Ante una situación económica complicada, revisa tu planeación mensual de ingresos y regula tus gastos. Procura mantener finanzas personales sanar. 

Necesito crédito 

Aprender a ahorrar y cumplir con un compromiso financiero convierte a los deudores en usuarios responsables de los productos crediticios, lo que favorece a los otorgantes de crédito y también beneficia a quienes podrán volver a ser solicitantes de servicios y productos de la banca. 

Sin embargo, en ocasiones, a pesar de ser deudores rehabilitados, por tener un registro negativo previo, las instituciones crediticias tradicionales no les otorgan un préstamo de inmediato.

Actualmente, existen alternativas que otorgan créditos a quienes recién se sobrepusieron de una situación de sobreendeudamiento. 

Bajo el esquema Fintech hay nuevas instituciones que otorgan este tipo de crédito. Si resolviste tu situación financiera a través de una reparadora de crédito, estas mismas empresas pueden recomendarte la mejor opción para volver a construir un historial crediticio positivo. Consulta con sus especialistas. 

Recuerda que, además de las oraciones y los pasajes bíblicos que utilices, es importante tomar acción, acudir con especialistas y mantener finanzas personales sanas. 

Las personas con finanzas saludables son aquellas que planifican incluso el ahorro con el que harán frente a situaciones inesperadas.

 Toma nota y elabora un presupuesto personal de ingresos y egresos, te recomendamos anotar tus prioridades y sobre eso asignar el monto que mensualmente destinarán a tus actividades.