Deudas

¿Cómo salir de una deuda Bancoppel?

Resulta necesario comenzar este texto dejando claro que para salir de una deuda Bancoppel no existen fórmulas mágicas. La única opción para terminar con este tipo de situaciones es pagar, para lo que se requiere compromiso, responsabilidad y planeación.

Ahora bien, si te encuentras en una situación complicada, en la que los ingresos ya no dan para cubrir el pago de la deuda, es importante comenzar a buscar alternativas. Y es que, en este tipo de situaciones, solo dejar de pagar no puede verse como una opción.

Contrario a lo que pudiera parecer, aún en escenarios complejos, hay caminos que se pueden evaluar para salir del problema y cumplir. Lo importante en todo momento, es mostrar voluntad de pago.

¿Qué hacer si ya no puedo pagar una deuda Bancoppel?

Si la situación económica que enfrentas es complicada, y ya no puedes o dejaste de pagar, existen dos alternativas que puedes evaluar: buscar una consolidación, o negociar una reestructura directa de la deuda con la institución acreedora.

En primer lugar, es importante recordar que una consolidación de deuda es una opción que brindan algunas instituciones para transferir todas las deudas vigentes que se tienen a una sola, en un nuevo crédito. Con esta alternativa, lo que se busca es mejorar las condiciones de la deuda y hacer más cómodo el pago.

Y es que, por ejemplo, al consolidar una deuda, se puede obtener un nuevo plazo de pago, lo que podría implicar bajar el monto mensual que se paga al tener todas las deudas dispersas, y con ello, evitar caer en incumplimiento. Es fundamental decir que la consolidación suele ser una alternativa eficaz en momentos en los que aún no se deja de pagar, pero el dinero que se genera comienza a no ser suficiente para cubrir las deudas.

Por otro lado, la reestructuración de deuda implica una negociación directa con la institución acreedora. En términos simples, la reestructura se entiende como el mecanismo por el cual se busca modificar las condiciones originales de pago, y encontrar mecanismos distintos para saldar la deuda.

Algunas instituciones podrían ofrecer opciones como diferir el pago del crédito, con un interés. Sin embargo, al hablar de reestructuras, algunas instituciones ponen sobre la mesa la posibilidad de reducir el monto del adeudo, esto al eliminar intereses generados al momento, con la condición de liquidar el saldo pendiente en una sola exhibición.

Lo importante a tomar en cuenta, es que si te encuentras en un escenario en el que ya no puedes o dejaste de pagar, la mejor decisión es acercarse con la institución acreedora, exponer la situación, y tratar de negociar soluciones de pago. Toma en cuenta que este tipo de instituciones valoran la voluntad de pago, y buscarán llegar a un acuerdo para liquidar.

¿Qué pasa si no pago mi deuda Bancoppel?

Cuando se presentan dificultades económicas, que entorpecen la posibilidad de pagar una deuda con bancoppel, muchas personas pueden caer en la tentación de solo dejar de pagar. Sin embargo, lejos de ser una salida definitiva, es una decisión que puede acarrear otro tipo de problemas.

En primer lugar, dejar de pagar ensucia el historial de crédito de una persona, lo que le cierra las puertas a nuevas oportunidades de financiamiento.

Recuerda que cuando una persona deja de pagar, se reporta de inmediato a buró de crédito, en donde queda la calificación negativa, por lo que si en algún momento deseas solicitar un nuevo crédito, las instituciones verán que tienes un compromiso pendiente y decidirán no autorizar ninguna operación.

Esto sumado a que las áreas o despachos de cobranza no dejarán de llamarte o buscarte. Recuerda que los acreedores no se olvidan de las deudas, y tienen la opción de incluso vender tu adeudo y que alguien más se haga cargo de cobrarte.

Ahora bien, dejar de pagar también abre la posibilidad a caer en un embargo. Hay que recordar que todos los acreedores tienen el derecho de buscar por la vía judicial el pago de la deuda. Y, de ser el caso, un juez puede dar el visto bueno para retener los bienes para venderlos y con ello cubrir los montos pendientes.

Sobre este tema, muchas personas tienen la incertidumbre sobre cuál es el monto que debe tener una deuda para que proceda un embargo. Y la realidad, es que eso depende de cada institución, pero lo pueden hacer por cualquier cantidad.

Adquirir una deuda es una responsabilidad. Y como tal, se debe honrar esa responsabilidad, respondiendo por ella. Nadie está exento de enfrentar situaciones complejas que dificulten el pago de las deudas, pero lo importante, es mostrar voluntad de pago y buscar alternativas para cumplir.

Si en tu caso, además de una deuda con bancoppel, tienes saldos pendientes por cubrir con tiendas departamentales, créditos automotrices o tarjetas de crédito bancarias, puedes analizar la opción de recurrir con una reparadora de crédito. Este tipo de empresas ayudan a negociar el pago de deuda con acreedores. Pero eso no es todo, además de tener la posibilidad de conseguir descuentos sobre los adeudos, ayudan a generar planes de ahorro a la medida, para que sea con recursos propios que se puedan liquidar las deudas, sin tener que recurrir a más préstamos ni afectar más tu situación financiera.

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.