Préstamos personales

¿Existe ayuda económica para pagar deudas? Esto es lo que debes saber

¿Cómo salir de deudas según la Biblia?

Ante momentos económicos complejos, algunas personas buscan alternativas para no dejar de pagar sus créditos o préstamos. Y es que, en muchas ocasiones, la situación es tal que los ingresos ya no dan para cumplir los compromisos adquiridos.

Pero, ante este tipo de circunstancias, ¿qué se puede hacer?

Las personas que viven esta clase de escenarios se preguntan sobre a qué tipo de esquemas se puede recurrir si ya no alcanza para cumplir con las mensualidades de un financiamiento. Incluso, se ha generado la duda sobre si existe algún tipo de ayuda económica para pagar deudas.

Como tal, hoy por hoy, lo que se entiende por ayuda económica, no existe. Entre los esquemas cercanos que se pueden observar en algunos créditos, como los hipotecarios, son los seguros de desempleo, que permiten mantener al corriente el crédito por algunos meses, en lo que el titular regresa a la actividad.

También, por ejemplo, existe la posibilidad de obtener una parte del ahorro para el retiro que administran las Afores. Sin embargo, ese dinero que se obtiene no es a fondo perdido, y puede impactar en lo que podrías recibir de pensión al final de tu vida laboral.

Entonces, ¿qué acciones se pueden tomar si ya no me alcanza para pagar?

Alternativas para pagar deudas

En caso que por malos manejos, o por una situación inesperada, tus ingresos ya no alcanzan para pagar tus deudas, existen algunos esquemas que podrías negociar con la institución a la que le debes.

Diferimiento de pagos

Por ejemplo, una de las opciones recurrentes es el diferimiento de pagos. Esto se da sobre todo en productos como las tarjetas de crédito que otorgan tanto bancos como tiendas departamentales.

Con esta opción, la institución te permite pagar parte o la totalidad de la deuda que debes liquidar al corte en mensualidades. Por supuesto, el esquema contempla el pago de interés y su aprobación dependerá del comportamiento que has tenido con la deuda hasta ese momento. Es importante mencionar que en la gran mayoría de los casos, es la propia institución la que ofrece este plan.

Consolidación de deuda

Dentro de este marco, también existe el esquema de consolidación de deuda. Éste es un modelo mediante el cual, una institución ofrece unificar las deudas vigentes que tienes y así manejar un solo compromiso.

Este tipo de esquemas se presentan como una opción para lograr una mejor tasa de interés en comparación con lo que se paga por las deudas vigentes adquiridas. También, se muestran como una alternativa para lograr un nuevo plan de pago, el cual permite mensualidades más pequeñas, que hagan más llevadera la administración de las deudas. 

Es importante decir que en la práctica, la consolidación de deuda es adquirir un nuevo crédito para liquidar los compromisos existentes. Este tipo de esquema lo puede ofrecer desde el banco con el que tienes cuenta, o incluso, alguna otra institución.

Lo que debes tomar en cuenta es que la consolidación de deuda, al representar obtener un crédito nuevo, puede resultar una opción más costosa. Y es que, implicará pagar intereses de cero y extender la vida de las deudas, al negociar un nuevo plazo.

Reestructura de deuda

La reestructura de deuda es la opción que ofrece la institución con la que tienes el crédito para modificar las condiciones originales del financiamiento. Mediante este modelo, se abre la opción para, por ejemplo, extender el plazo, y así pagar menos mes con mes; aunque, esto podría representar aumentar la tasa de interés.

Antes de tomar una decisión, es importante que analices las opciones. Principalmente, ser consciente de la decisión y los alcances que podría traer, como por ejemplo, el hecho de que te podría salir más caro.

En ese sentido, una vez que te decidas, es importante realizar una planeación eficaz. Sobre todo, porque a partir de firmar un esquema de este tipo, ya no puedes fallar en el pago.

Reparadoras de crédito, una alternativa para pagar deuda de manera eficaz

Si ninguno de los esquemas anteriores te convence, puedes analizar recurrir a una reparadora de crédito. Pero, ¿cómo te pueden ayudar?

Las reparadoras de créditos son empresas especializadas en negociar el pago de deudas con acreedores. Entre las soluciones que ofrecen no solo se encuentra el lograr nuevos acuerdos para el pago de la deuda, sino que, concretamente, pueden alcanzar descuentos sobre los montos por liquidar.

Un elemento importante es que las reparadoras de crédito como Resuelve tu Deuda  no otorgan créditos para salir del problema. El modelo parte de generar un plan de ahorro, de tal manera que es el titular de la deuda, el que puede generar los recursos para terminar con los compromisos.

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.